Conceptualizacion: Tengo una idea de app ¿por dónde empiezo?

 

Ésta es la historia de mi vida desde que soy freelance y me dedico exclusivamente a desarrollar apps para iOS:

Roberto, tengo una gran idea de app ¿por dónde empiezo? ¿cuánto me va a costar realizarla?

 

Tal y como te comentaba en un anterior post, el coste de una app depende de muchas variables de las cuales no tenemos información suficiente cuando tenemos una idea de app.

Es muy habitual en mi negocio encontrarme con clientes emprendedores con grandes ideas para realizar apps, pero sin la información suficiente para validarla técnicamente. Si eres uno de ellos, te habrás visto en una situación similar a éstas:

  • Tienes una idea muy clara, pero no tienes conocimientos de programación ni diseño para llevarla a cabo, y tampoco conoces el proceso de ejecución.
  • Necesitas invertir en un prototipo para enseñarlo a inversores y conseguir pasta para hacer realidad tu idea de app.
  • Quieres saber cuánto dinero va a costar desarrollar tu idea, pero a todo técnico que le preguntas te responde con que tienes que especificar más la funcionalidad, y realmente no sabes cómo hacerlo porque no tienes expertos a tu lado.
  • No conoces los riesgos técnicos asociados derivados de la implementación de tu app. Tendrías que hacer varios experimentos técnicos pero no tienes el conocimiento ni el equipo de personas que sepa hacerlos.
  • No estás al día de las últimas tecnologías que Apple ofrece para hacer apps para iOS.

 

Estas dudas son muy habituales en todas las peticiones de presupuesto que me llegan. Como podrás imaginar, no puedo dar un presupuesto demasiado preciso sin antes estudiar el caso a fondo. Y es que para desarrollar una app es necesario tener cuantas más especificaciones y cuanto más claras mejor. Sólo así conseguirás que un equipo de programadores y diseñadores te puedan dar un presupuesto realista.

 

 

Cuáles son las fases que sigo para abordar un proyecto móvil

 

  1. ANÁLISIS DE FUNCIONALIDADES EN TORNO A UN WIREFRAME. Se analizan una a una las funcionalidades de tu app y la problemática que se quiere resolver a los usuarios. Se estudian y evalúan los riesgos técnicos asociados. Se despliegan en un canvas (wireframe) todas las pantallas que implementan las funcionalidades requeridas. Respondemos a las preguntas: ¿Cuántas pantallas habrá?, ¿Qué información contiene cada pantalla?,  ¿Cómo se navega de una a otra?, ¿Cómo es la interacción y qué animaciones habrá?, ¿Qué mensajes de error se mostrarán?
  2. PROPUESTA DE DISEÑO Y PROTOTIPADO. Se extraen del wireframe obtenido en el paso anterior las 2 o 3 pantallas más representativas de la app, y se realizan varias propuestas de diseño sobre las mismas. Respondemos a: ¿Qué colores tendrá la app?, ¿Qué estilo?, ¿Qué tipografía? Aquí elegimos el Look & Feel de la app. Una vez obtenido, se añade el diseño al wirefarme para que un programador pueda desarrollar la app, y además se exporta a un prototipo navegable e interactuable, ideal para enseñar a inversores o validar tu idea con usuarios de prueba.
  3. DISEÑO Y DESARROLLO DE LA APP. Ahora SÍ estás en una fase en la que puedes pedir un presupuesto muy preciso de tu app y abordarla con un equipo de diseño y desarrollo.
  4. TESTEO CON USUARIOS. Tras el desarrollo, y antes del lanzamiento al Apple Store, conviene establecer sesiones de testeo con un grupo de beta testing cerrado, para corregir y pulir aspectos de última hora.
  5. LANZAMIENTO. Ha llegado el momento de lanzar tu app. Necesitas una buena estrategia de app marketing que optimize la búsqueda de tu app en el Store (ASO).
  6. VUELTA AL PUNTO 1. No hay que olvidarse que un proyecto móvil es algo vivo y no hay que olvidarse del mismo tras el lanzamiento. Trabajar con metodología ágil en bloques de trabajo (sprints) de dos semanas es lo ideal en esta fase de tu proyecto.

 

 

Conceptualizacion: Qué tienes que saber sobre tu proyecto antes de pedir un presupuesto

 

  • El alcance técnico funcional de tu proyecto. Necesitas trasladar al equipo de diseño y desarrollo cómo funcionará la app, para que sean capaces de determinar el coste de implementar cada funcionalidad.
  • Despejar todas las dudas relativas a la tecnología que mejor encaja para desarrollar tu idea. Muchas veces queremos que los móviles hagan cosas que no son capaces de hacer: “¿Se puede hacer esto o lo otro en un iPhone?” es una pregunta muy recurrente en mis sesiones de conceptualización y consultoría.
  • Conocer los riesgos técnicos del proyecto. Es importante detectar cuanto antes, y sobre todo si tienes un presupuesto limitado, todos aquellos riesgos que van a encarecer el desarrollo de la primera versión de tu prototipo. Detectándolos a tiempo, podrás buscar alternativas antes de implementar, y por tanto reducir costes.
  • Saber qué componentes tendrá tu app. Las funcionalidades que quieras añadir a tu app generarán un impacto en la arquitectura de la solución final: ¿Necesito un backend personalizado? ¿o puedo usar un servicio existente y ahorrarme esa parte? No sólo hablamos del software que ejecutará la app, sino de necesidades a nivel de servidor.
  • Saber el esquema de navegación básico de tu app. El wireframe generado en esta fase del proyecto será un reflejo lo más preciso posible del resultado del primer prototipo que lanzarás. Es en esta fase donde determinas el número de pantallas, la información a incluir en cada una, cómo se navega de una a otra, etc.
  • Conocer cómo estructurar la información que mostrarás al usuario. Lo mejor que puedes hacer es contar con un experto en diseño y usabilidad en esta fase. Éste perfil tiene los conocimientos necesarios para decir qué componentes de interfaz son los más adecuados para mostrar al usuario la información que queremos mostrar.
  • Saber cuáles son las técnicas de interacción que mejor se ajustan al usuario objetivo de tu app. De la misma forma que en el punto anterior, un perfil de UX te ayudará a determinar cuáles son las técnicas de interacción que diferenciarán a tu app de la competencia, sin perder de vista la usabilidad de la misma.

 

A la fase en la que resolvemos todas estas dudas le llamamos conceptualizacion, y es un proceso fundamental para reducir riesgos y costes de tu app desde el minuto cero.

 

¿Tienes una idea de app y no sabes por dónde empezar? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

No hay comentarios

Deja un comentario